» » Muerde ¿que puedo hacer?

Muerde ¿que puedo hacer?

Publicado en: Educación, Familia | 0

Para ayudarle a que deje de morder, primero has de entender a tu hijo o hija,

después a ti mismo-a y

además observar esas situaciones en las que esto se repite.

Así que antes de nada, respira y guarda la calma, que tu estés tranquilo-a hará que ellos-as conecten contigo.

 

Es muy habitual que las madres y padres me contéis que vuestro-a hijo-a muerde a otros niños-as o a vosotros mismos-as, buscando una solución a ese problema porque es una actitud que preocupa enormemente.

Lo más importante, antes de corregir o reñir a tu hijo-a, es entender cual es el motivo por el que se comporta como lo hace, además de entenderte también a ti mimo-a y a la situación que acompaña este acto.

Morder puede ser una conducta temporal en los niños-as:

  • En ocasiones empieza cuando los dientes empiezan a salir o porque es su manera de explorar.

  • Otras cuando los niños-as se sienten frustrados en situaciones sociales y no saben cómo expresarse de una manera aceptable.

Por lo que es importante ocuparse de esta conducta de manera que no deje problemas secundarios como que los niños-as sientan que son malos o que este acto dañe a otros-as.

TE SUGIERO:

  1. Lo le laves la boca con jabón, no lastimes al niño-a haciéndole lo mismo para que vea lo que duele, esto no le ayudará a aprender que debe dejar de morder.

  2. Supervisa de cerca, intervén tranquila-o y rápido para que no dañe a los amigos-as o hermanos-as.

  3. Observar de cerca te ayudará a ver cuándo tu hijo-a está preparado para morder, cuando creas que está listo para morder, acércate, acaricia su boca y dile que morder no está bien, puedes decirle que es mejor decir cómo te sientes o que necesitas.

Si el niño-a es muy pequeño y no sabe hablar, después de decirle que no está bien, distráelo con otra actividad, da dos opciones y que elija una, por ejemplo; vamos a los columpios o al tobogán.

  1. Si no has podido intervenir y ya ha mordido, sácalo rápidamente de donde esta y de manera tranquila y con cariño dile que morder no está bien: “no es correcto que muerdas a la gente”, e intenta hablar con él o ella de cómo se siente y preguntarle qué otra cosa podía haber hecho (aquí va a depender la edad del niño-a). Nunca pases por alto esta actitud.

  2. Además de consolar al niño-a mordido, es importante ser honesto-a con su madre o padre compartiendo tus sentimientos, por ejemplo “me siento preocupada por eso, estoy haciendo lo posible para ayudar a mi hijo-a”, además de que le estás dando el ejemplo a tu hijo-a de que a la gente la hay que tratar con amor.

  3. No te enfrentes a una madre o padre que cree que debes de castigar a tu hijo-a , reñirle o hacerlo sentir mal, mantente en tu posición, aléjate con dignidad y respeto.

Tu hijo-a es más importante que lo que piensen los demás.

  1. Si está en la etapa de dentición ofrece otro objeto para aliviar el dolor producido por la dentición.

COMO PREPARAR EL TERRENO PARA PREVENIR FUTUROS PROBLEMAS:

  1. Dile como te esientes tu cuando muerde a otros niños-as o a tu mismo-a “Me siento mal cuando mueres a otras personas, no me gusta ver cómo lastimas a la gente, que otra cosa puedes hacer en lugar de morder” “Me siento mal cuando me muerdes, me haces mucho daño, me lastimas, que otra cosa puedes hacer en lugar de morderme, cual es el motivo por el que lo haces”

  2. Si no sabe hablar necesitará supervisión y distracción afectuosa pero firme. Que no sepa hablar no implica que tu no puedas comunicar cómo te sientes o como ha hecho sentir a otros niños-as.

  3. Si tu hijo-a no te dice que otras cosas puede hacer en lugar de morder, enséñale a poner palabras, por ejemplo el decirle a otro niño-a “estoy enfadado contigo”, “déjame el juguete”, en caso de no ser capaz dile que puede pedirte ayuda para solucionarlo de la manera en la que todos os sintáis bien. Puedes jugar a fingir una situación para practicar estas ideas.

  4. Expresa con palabras tus intenciones “yo me doy cuenta de que tu querías el columpio, no es correcto morder para poder tener el columpio, busquemos otra forma”

TUS HIJOS-AS APRENDERÁN HABILIDADES DE VIDA, en este caso, que no es aceptable lastimar a las personas.

Que puede y es capaz de buscar una solución en la que él o ella se sientan bien.

Que tú, como madre o padre estás dispuesto a ayudarle, de manera cordial pero firme.

Y además que es capaz de resolverlo por el mismo-a.

 

 

 

 

 

Contactamos en info@centrocune.com

Teléfono o whatsApp 610984493

 

Inscríbete a la Asociación AQUÍ   

Hazte voluntario-a  AQUÍ

 

 

 

Los comentarios están cerrados.