• Nunca nos han enseñado a “emocionarnos” en la escuela y seguro que a la mayoría tampoco en casa. Tabúes que forman parte de la educación recibida de nuestros padres, metodologías conductistas que no tienen frutos y tan solo son normas donde el aprendizaje autónomo y constructivista nunca fue válido.
  • Y ¿quién nos enseñó a comunicarnos?. Cuando digo comunicarnos, no digo a hablar, sino que me refiero a escuchar, a mirar al otro, a compartir palabras con sentimiento, con mensaje. De este modo podremos conocer más a nuestros hijos y podremos también entender por qué y para qué actúan de cierta manera, ponerles límites, decirles que los queremos y que confiamos en ellos.
  • Ahora tienes tu propia familia y con ella las cargas y responsabilidades que conlleva. Deja de lado el qué dirán, "el que no pasa nada", "a todas nos pasó", "los padres ahora no sabéis educar", "antes lo hacíamos así"," es que no le pones límites y se pitorrea de ti", etc.
  • Cree en ti, en lo que sientes, en lo que necesitas y es lo que te va a hacer grande y fuerte. De este modo serás la madre y la mujer que deseas ser; porque cuando nace un hijo, nace una nueva mujer, encontrándote de este modo con unas necesidades de desarrollarte como mujer.

Objetivo:

El objetivo de familias felices eres tú y tu familia.

Trabajando sobre y desde tu realidad, cubriendo así tus necesidades para conseguir la felicidad. Así podrás vivir en calma desde tu momento presente.

Conseguiremos “educarte para así poder educar”. Sus resultados son rápidos, pero es importante que sepas que vas a tener que trabajar, por lo tanto ven sólo si estás dispuesto a ello.

Como:

A través de los talleres de coaching grupal que realizamos en el programa “Familia Felices” te acompañaré para que desde el trabajo en grupo, puedas realizarte como persona y como madre o padre.

Para ser consciente, trabajaremos a través de diversos temas y actividades en los cuales irás generando cambios y tomando decisiones claves en tu vida de familia.

Este será el momento en el que puedas redescubrirte, afianzar tus necesidades y deseos, empoderándote como persona, sacando de ti todo ese potencial y vitalidad que llevas dentro, dejando a un lado el cansancio, el agobio y la indecisión.

En la última fase y la más especial, vamos a profundizar en la maternidad y la paternidad. Porque no se a ti, pero a mí nadie me ha enseñado a ser madre o padre, y tal vez si me han juzgado por educar de una manera concreta, pero no a acompañarme en el proceso de ser la madre o padre que deseo ser.

Partiremos de quien sois y lo que necesitáis y os llevareis herramientas para la vida, aprenderemos de manera constructiva y personalizada.